Notas breves

Breves - Pruébate

¿Qué les pasa a tus ojos cuando usas mucho tiempo el móvil?

Es común que mirar constantemente una pantalla, tanto de un dispositivo móvil como de una computadora, forme parte de las actividades que realizamos con mayor frecuencia; pero, ¿te has puesto a pensar en las consecuencias físicas que puede ocasionar estar tanto tiempo frente un monitor o pantalla?

Uno de los principales problemas que se derivan de pasar tanto tiempo frente a tu celular, tableta, laptop o televisor, está relacionado con tu vista. Factores como la luz que estos dispositivos emiten, así como el esfuerzo de tus ojos para enfocar los objetos que constantemente estás visualizando (según investigaciones, pasamos aproximadamente 400 minutos al día frente a una pantalla), dañan progresivamente tus ojos, en específico tu retina, misma que se encarga de recibir las imágenes y enviarlas a tu cerebro a través de los nervios ópticos.

Las consecuencias se pueden presentar en casos como:

  • Visión borrosa o doble
  • Ojos secos e irritados
  • Sensibilidad hacia la luz
  • Fatigas visuales
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad de la visión

Por esta razón, se recomienda tomar medidas que ayuden a disminuir los riesgos. Es importante que los tomes en cuenta si no quieres dañar tu vista de forma permanente; algunas de ellas son:

  • Disminuye el tiempo que pasas ante una pantalla.
  • Evita utilizar celulares, tabletas o computadoras en lugares oscuros, ya que si lo haces, esfuerzas más tu vista para enfocar las imágenes.
  • Parpadea periódicamente para humectar tus ojos, ya que al estar frente a una pantalla, parpadeas menos y esto irrita tus ojos.
  • Coloca tu monitor o pantalla en forma perpendicular a las ventanas.
  • La vista está diseñada para observar objetos lejanos, por lo que al enfocar imágenes cercanas la estamos forzando. Es recomendable que cada 30 minutos apartes tu vista de las pantallas para fijar objetos distantes, de esta forma ejercitarás tus ojos y mejorarás tu enfoque.
  • La distancia entre la pantalla y tus ojos debe superar los 40 centímetros y ser inferior a los 70 centímetros. Verifica que tu pantalla esté a una distancia adecuada.
  • Si te es posible, utiliza filtros antirreflejantes y disminuye la intensidad de la luz de la pantalla.

Toma en cuenta estos consejos que te permitirán cuidar de tu salud visual y te brindarán condiciones adecuadas para seguir aprendiendo mediante el uso de dispositivos móviles y equipos de cómputo.