5 pasos para evaluar la calidad de la información en internet

Breves - Pruébate

Analiza la información que encuentras en internet antes de compartirla o usarla como una fuente fiable.

Actualmente la mayoría de las tareas, trabajos, proyectos o presentaciones se crean o escriben a partir de los recursos que están en internet. En línea se puede encontrar información sobre cualquier tema, suceso o área del conocimiento; pero no toda la información que encuentras en internet es verídica, actual o proviene de una fuente fiable.  ¿Te has preguntado qué puedes hacer para evaluar la calidad de la información que encuentras en internet?

Considera que internet es un espacio virtual donde todos pueden compartir opiniones, creencias y conocimientos sobre cualquier tema, de manera que la información que está en línea deberá pasar por un proceso de evaluación cuidadoso, para que tengas la confianza de que los datos son confiables. Para hacerlo toma en cuenta los siguientes pasos:

  • Relevancia

Toma en cuenta el nivel de importancia de la información que planeas usar para tu trabajo o proyecto. Para hacerlo haz las lecturas completas de los textos que consultes en línea y selecciona las ideas que se relacionan con tu tema. Después evalúa el porcentaje de información que coincide entre los textos que hablan de un mismo tema, y con base en ellos decide si la información es relevante para usarla.

  • Exactitud

Asegúrate que la información presenta datos concretos y actualizados. Verifícalo consultando fuentes alternativas como revistas, libros o enciclopedias para corroborar las ideas o el contenido de los textos que encontraste.

  • Perspectiva

Averigua quién es el autor o autores de la información que localizaste. Lee más artículos o notas que haya publicado, así tendrás una idea de cuál es su visión sobre los temas que estás investigando, y decidir si concuerda con tus ideas sobre la información que quieres compartir.

  • Confiabilidad

Toma en cuenta los sitios en donde encuentras la información. Verifica que sean páginas de instituciones u organismos especializados en el tema. El nombre de estos sitios respaldará la veracidad de la información, ya que ellos emplean filtros para verificar que sus publicaciones son válidas y relevantes.

  • Valoración

Mientras reúnes la información anota los datos de los sitios donde la encontraste tomando en cuenta los pasos anteriores. Para finalizar, haz una última valoración leyendo y corrigiendo tu texto; comprueba que la información que obtuviste es confiable y te permite comprender y explicar el tema que estabas buscando.

Estos pasos te ayudarán a que la información y fuentes que cites en tus textos sean confiables y veraces, evitando que utilices descripciones vagas, superficiales o carentes de justificación.

Ponte a prueba y analiza la información que está disponible en la red, al hacerlo desarrollarás tu pensamiento crítico-analítico, el cual no solo es primordial para aprender a lo largo de la vida, sino que te permitirá desarrollar tus habilidades para redactar textos de mayor calidad.

¿Te ha gustado este artículo?