¿Qué tanto sabes sobre la atmósfera?

 ¿Qué tanto sabes sobre la atmósfera?

Conoce cinco hechos sorprendentes sobre la atmósfera y la importancia de cuidar de ella.

Desde siempre la atmósfera ha formado parte de la vida de las personas que han habitado este planeta. Está presente de día o de noche; cuando sales de casa para ir a la escuela o al trabajo; en el aire, las nubes o la lluvia.

La atmósfera es la capa externa de la Tierra. Está formada por una mezcla de gases: 78% nitrógeno, 21% oxígeno y 1% otros elementos y compuestos. Los gases que la componen, principalmente el oxígeno y el dióxido de carbono, permiten gran parte de la vida en la Tierra; algunos organismos necesitan oxígeno para respirar, mientras que otros obtienen su energía a través del dióxido de carbono (esto permite un constante flujo de gases).

La concentración de gases que componen la atmósfera, sobre todo un grupo llamado gases de efecto invernadero (GEI), es importante para los seres vivos. Los GEI ayudan a conservar parte de la energía del Sol que recibe la Tierra; gracias a ello la temperatura no desciende excesivamente en las noches. Sin embargo, entre más alta es su concentración en la atmósfera, más alta es la temperatura en la superficie del planeta, lo cual impacta los ecosistemas y afecta a los seres vivos. 

El dióxido de carbono es un GEI. Debido a varias actividades humanas, como la producción de electricidad y el uso de motores de combustión interna, su concentración en la atmósfera ha ido en aumento, siendo uno de los principales responsables del cambio climático. El aumento de temperatura ocurre principalmente en la sección de la atmósfera más cercana a la superficie de la Tierra, llamada troposfera. Aunque esta capa es la más delgada del planeta -con una altura promedio de 13 km- en ella viven los seres vivos no acuáticos, incluyéndote, y de ella depende la vida en la Tierra; por lo que si su temperatura aumenta, aunque sea fracciones de grado, esto impacta a los seres vivos.

La troposfera es la sección de la atmósfera donde ocurren la mayoría de los fenómenos meteorológicos que dan lugar al clima y el estado del tiempo. Estos representan el flujo de energía dentro de la troposfera, por lo que si su temperatura aumenta, los fenómenos meteorológicos podrían intensificarse. De ahí que sea prioridad, a nivel global, controlar las emisiones de dióxido de carbono; para evitar que esto suceda.

¿Habías pensado que la atmósfera fuera tan importante? Consulta el video de esta nota para conocer cinco hechos más sobre su importancia. Comparte esta nota con tus amigos y compañeros para que juntos discutan cómo las actividades de la vida cotidiana influyen sobre la atmósfera y de qué manera podemos cuidarla.

¿Te gustó este artículo?