Pizarrón de metas

Breves - Pruébate

Conoce cómo aplicar la técnica de pizarrón de metas para que tus hijos o estudiantes logren sus objetivos.

Enfocar tus metas para que se hagan realidad, puede resultar positivo tanto en tu vida personal como académica. En muchas ocasiones, cumplir tus metas puede verse afectado por factores externos como el tiempo, los costos o las distancias; sin embargo, está en tus manos prever algunas de estas situaciones y usarlas a tu favor. Para lograrlo, necesitas hacer que tus metas se conviertan en objetivos alcanzables, estableciendo y realizando acciones que te ayuden a avanzar poco a poco.

A continuación encontrarás una estrategia efectiva para lograrlo:

  1.  Haz una lista con tus metas

Busca un papel y un lápiz. Tómate unos minutos para pensar qué desearías lograr en unas semanas o en los próximos meses. Procura ser específico en lo que deseas. No importa qué tan larga sea la lista, escribe todo lo que te gustaría hacer, ya sea en lo personal como en lo académico.

  1. Reflexiona

Una vez que tengas tu lista de metas, selecciona las que piensas que puedes cumplir a corto, mediano o largo plazo. Estima el tiempo aproximado y piensa en las herramientas, medios o acciones que necesitarás para lograrlo; puedes clasificarlos de los más sencillos a los que requieren más atención y esfuerzo. A partir de aquí, tus deseos empiezan a convertirse en metas por alcanzar, para las cuales estás definiendo una estrategia clara: qué debes hacer, cómo debes hacerlo y cuándo crees que lo lograrás.

  1. Escribe tus metas

Una vez que hayas definido tus metas y sus características, busca una hoja de rotafolio o un pizarrón  dibuja una tabla y escribe tu deseo, así como el tiempo que te tomará cumplirlo y las herramientas o medios que necesitarás. Al final, deja un espacio para que vayas anotando si ya cumpliste la meta, si te hace falta dedicar más tiempo, si estás enfrentando algunas dificultades o si necesitas replantear tus acciones.

  1. Ilustra

Para tener siempre en mente las metas que te trazaste, busca una imagen o frase que represente cada uno de tus deseos o bien, cómo te visualizas cumpliéndolos; así, cada vez que veas las imágenes recordarás el compromiso que adquiriste contigo mismo para lograrlos.

  1. Haz visibles tus metas

Puedes colocar tu pizarrón en tu cuarto o en el aula, junto con las metas de tus compañeros. Lo importante es que las tengas a la vista y estés pendiente de lo que te hace falta hacer para lograrlos.

Esfuérzate para cumplir una meta a la vez, recuerda que parte del proceso consiste en planear las acciones que necesitas seguir y esforzarte por llevarlas a cabo. Si se llega a presentar un obstáculo en tus planes, detente a analizar la situación e imagina diferentes caminos para resolverlo. Toma apuntes sobre lo sucedido, esto te ayudará a prever situaciones similares en el futuro y avanzar más rápido en el cumplimiento de tus metas.

Ponte a prueba y esfuérzate para hacer realidad todas tus metas.