Cómo fomentar la escritura en el aula

Breves - Pruébate

Pon en práctica los pasos que ayudarán a tus estudiantes a crear el hábito de la escritura.

Una de las problemáticas recurrentes, ya sea en el área educativa, profesional o personal, es la relacionada con el lenguaje escrito u oral, como las faltas de ortografía, la pronunciación, la redacción o el desconocimiento de conceptos y palabras. Este fenómeno se debe a la falta de fomento de la lectura y escritura durante la educación básica.

Aunque se cuente con un programa que trace los pasos para fortalecer en el estudiante las habilidades para escribir, también se deben considerar las formas de involucrar a los alumnos en la escritura, sin que se sientan presionados o estresados.  

Entonces, ¿cómo motivar a los estudiantes a escribir?

En la educación tradicional, la enseñanza ha sido un proceso mediado por las decisiones del docente con base en rúbricas o cuadros de criterios a evaluar; sin embargo, este método de trabajo puede resultar frustrante para el alumno, ya que si su forma de aprendizaje difiere de las normas de evaluación, lo pueden hacer dudar de sus habilidades para escribir. Por esta razón, es importante que las asignaciones incluyan la elección.  

Cuando diseñes el plan de trabajo para los temas de redacción, involucra y motiva a tus estudiantes en el proceso de enseñanza. Permíteles elegir, con base en sus conocimientos y habilidades, los temas con los que deseen comenzar a trabajar, o las áreas de aprendizaje que les gustaría reforzar o aprender; por ejemplo, la elección sobre el tipo de texto que les interesaría escribir, ya sea un cuento, un reportaje, una crónica, un diálogo o un poema.

Asimismo, traslada las actividades y tareas de escritura más allá del aula, para que aprendan a aplicar sus habilidades escritas de forma práctica. Por ejemplo, si están aprendiendo la escritura argumentativa, deja que decidan sobre el tema que les interesa: social, ambiental, político o cultural; deja que los utilicen para escribir cartas persuasivas o informativas, además de productos como folletos informativos, publicaciones en blogs, o artículos para los periódicos escolares.

Decide sobre la meta, normas y criterios, pero permite que el estudiante elija cómo será la estructura y el producto en el que le gustaría trabajar para poner en práctica su capacidad para escribir. Crea un espacio en el que tus estudiantes se sientan seguros y, así, puedan escribir sobre los temas que les interesan, avanzando a su propio ritmo.

Consulta el video para conocer algunas recomendaciones para fomentar la escritura en los estudiantes.