Prácticas para enfocar la atención en el aula

Pon en práctica dos estrategias que te ayudarán a concentrar la atención de los estudiantes en clase.

Prácticas para enfocar la atención en el aula

Mantener un estado de atención relajado mientras se estudia, es muy importante para asegurar un buen ambiente de enseñanza y aprendizaje. Frecuentemente, alumnos y maestros se enfrentan al estrés de su vida diaria, ocasionando que durante las horas de estudio estén poco receptivos, inquietos o preocupados. Estas situaciones imposibilitan enfocarse en los temas que se deben aprender.

Para evitar estas situaciones, se pueden poner en práctica técnicas y estrategias que permitan equilibrar las emociones y mejorar la atención antes de introducirse a un nuevo tema. Para hacerlo, en el ámbito educativo se ha puesto gran énfasis en dos prácticas que han dado buenos resultados: las interrupciones cerebrales y las prácticas de atención enfocadas.

La primera de ellas consiste en cambiar la rutina debido a que el cerebro está condicionado para reaccionar ante los imprevistos y la novedad. Esto sucede porque ante los estímulos que nos resultan fuera de lo común, se activan los mecanismos de defensa que nos permiten poner mayor atención a nuestro alrededor. Saber aprovechar este proceso puede ser de gran ventaja en la construcción de conocimientos, ya que al interrumpir la rutina de aprendizaje el cerebro se prepara para absorber, retener y procesar nueva información.

La segunda de las prácticas tiene como objetivo la regulación de las emociones mientras se estudia. Se enfoca en atender el nivel de estrés mediante estrategias que ayuden a afrontar los desafíos que generan las sensaciones negativas, como el miedo, el nerviosismo o la tristeza. Al atender estas emociones y encaminarlas a un enfoque positivo, el pensamiento mejora y el estado de ánimo se regula, propiciando una mejor experiencia de aprendizaje.

En el video de esta nota encontrarás algunas estrategias y ejercicios para poner en funcionamiento las interrupciones cerebrales y las prácticas de atención enfocadas. Trabaja con ellas en el aula y asegura un mejor ambiente de aprendizaje para tus estudiantes.

¿Te ha gustado este artículo?