Libera al escritor que llevas dentro

Conoce técnicas que te ayudarán a crear tus propias historias.

Recomendaciones para liberar al escritor que llevas dentro

Escribir es una práctica que se aprende a realizar desde temprana edad, ya que es considerada una de las habilidades básicas y esenciales para la educación. La escritura es una herramienta importante porque con ella se transmiten mensajes que, al ser plasmados en medios impresos o digitales, perduran más tiempo y nos da la capacidad de recordar o acceder a ellos en cualquier momento. La escritura se relaciona directamente con el habla y nos permite transmitir lo que decimos o pensamos a través de símbolos.

Sin embargo, la escritura puede tomar diversas direcciones y ser usada para diferentes propósitos que dependen del mensaje que quieres transmitir; de modo que si deseas escribir un poema, un ensayo, un informe, una noticia, un diario u otros textos tendrás que modificar la forma y técnica con la que emplearás las palabras para redactar tus textos.

Por ejemplo, si lo que te interesa es incursionar en el mundo de la literatura y escribir una novela, cuento o poema, el proceso con el escribirás será distinto al que empleas normalmente para tomar apuntes. Esto se debe a que la literatura hace uso del lenguaje ornamental, es decir que se encarga de manipular las palabras para adornar el texto, ya sea con una exageración, una metáfora, una comparación u otras figuras propias de la literatura.

Es así que, como se trata de una técnica de escritura, existen algunas estrategias que te pueden ayudar a comenzar tu camino como escritor. Cada autor puede elaborar su propia estrategia de escritura, ya que escribir también depende de la motivación y práctica de los escritores, así que varía de uno a otro; sin embargo, hay algunos pasos básicos que puedes usar para comenzar a practicar. Una de las estrategias es la llamada GRASP (por sus siglas en inglés), la cual hace uso de cinco conceptos que te pueden ayudar a organizar tu trabajo de escritura; lo único que debes hacer es trabajar por pasos y, muy importante, practicar mucho.

Los cinco conceptos en los que se basa son: objetivo, rol, audiencia, situación y propósito. Ellos responden a una serie de interrogantes que te puedes plantear antes de comenzar a escribir, con las cuales podrás ordenar tus ideas y comenzar a trabajar. Algunas de las preguntas que te puedes hacer son:

  • ¿Cuál es el objetivo que quiero lograr al escribir un cuento?
  • Como escritor, ¿qué debo saber antes de escribir?
  • ¿A quién me quiero dirigir cuando escriba?
  • ¿Sobre qué quiero escribir?
  • ¿Qué me gustaría lograr o que lograra mi texto?

Estas, entre muchas otras, las puedes agrupar según el concepto de la estrategia, solo ten presente que debes responder a cada una de ellas mientras estés trabajando, ya que te permitirán definir cuál será tu trabajo como escritor.

Para ayudarte a aplicar esta estrategia y liberar al escritor que llevas dentro observa el video de esta nota, en él encontrarás los puntos que debes considerar para escribir un texto literario. Ponte a prueba y comienza a redactar tu obra. No olvides comentar en nuestras redes sociales cuál fue tu resultado.

¿Te ha gustado este artículo?