Cómo investigar en libros

Breves - Pruébate

Conoce algunas sugerencias para investigar en línea y en las bibliotecas.

Quizá hoy en día, con el acceso a internet y fuentes de información electrónica, pareciera que la investigación en libros está obsoleta, pero no hay nada más alejado de la realidad que esto.

Si bien es cierto que puedes encontrar muchos datos, comentarios, investigaciones y demás contenido en línea, también es una realidad que mucha información que encuentras en la red no posee fundamentos que la sustenten, ni proviene de fuentes confiables; por ello, de vez en cuando es importante regresar a las bibliotecas para leer e investigar los temas que son de interés.

Los siguientes son algunos pasos que te servirán en tu proceso de investigación:

Trabajo de localización

Puedes utilizar internet para localizar el lugar donde tienen el material que necesitas. Incluso, si lo encuentras digitalizado y gratuito puedes hacer uso de él, o ir directamente a una biblioteca y hacer uso de su catálogo electrónico.

Considera que existe una gran variedad de temas, así que lo mejor es localizar primero el área del conocimiento en el que se encuentra el tópico que quieres investigar, ya sea ciencias, artes, historia, entre otros.

Revisa el índice

Una vez localizados los textos, no es necesario que los leas completamente. Haz una lista con las ideas claves que quieres conocer sobre tu tema, localiza el índice del libro y busca las coincidencias con tu tema. Ve directo a los apartados que te interesan.  

Lee sobre el autor y su contexto

En ocasiones, es importante considerar al autor; esto te ayuda a inferir la actualidad del contenido que estás leyendo, relacionar tu investigación con otros textos, o aprender más sobre el momento en el que se originó el tema que estás indagando.

Revisa los conceptos

Una vez localizados los apartados que hablan de tu tema, señala los conceptos. Estos son las palabras que por sí mismas transmiten una idea. Hacer esto te permite comprender mejor el sentido del texto.

Relaciónalo con otros libros

Siempre es mejor tener dos o más versiones de la historia, así que consulta otros textos que se relacionen con tu tema, quizás unos lo expliquen mejor que otros.

Ya lo sabes, la próxima vez que quieras investigar un tema o te pidan hacerlo, pon en práctica estos pasos, así podrás localizar rápidamente los elementos clave del texto y enfocarte en la información que te interesa.

¿Te ha gustado este artículo?