Shakespeare, un hombre de todos los tiempos

Conoce la influencia que ha tenido William Shakespeare sobre obras de teatro, música, danza y cine.

William Shakespeare nació en 1564 en Stratford-upon Avon, Inglaterra. Su padre era fabricante de guantes; y su madre, la hija de un granjero. Se cree que estudió latín, griego e historia, y que abandonó la escuela cuando tenía 16 años.

A los 18 años se casó con Anne Hathaway y tuvieron tres hijos. Una década después se fue a Londres donde consiguió trabajo como actor. Comenzó a escribir sus primeras obras y ganó popularidad gracias a su trabajo en la compañía teatral Chaberlain’s Men, de la que después fue copropietario.

En esta época surgieron sus primeras obras: Los dos hidalgos de Verona, El sueño de una noche de verano, El mercader de Venecia y la inolvidable Romeo y Julieta. A partir de 1600, William Shakespeare cambió drásticamente y registró una serie de tragedias como Hamlet, Otelo, Macbeth y El rey Lear.

La obra de William Shakespeare es tan variada, compleja y con un gran dominio en prosa y poesía, que se ha dudado de su autoría, dado que era un hombre aparentemente poco ilustrado; algunos piensan que el responsable de las obras pudo haber sido el filósofo Francis Bacon o un conde de Oxford llamado Edward De Bere, entre otros.

En 1614 tenía la fortuna que anheló y decidió volver a Stratford-upon Avon, abandonando una vida de éxitos y reconocimientos. Falleció el 23 de abril de 1616 por causas aún desconocidas, aunque se cree que fue a causa de una fuerte fiebre.

Conoce más sobre el estilo de la escritura de William Shakespeare leyendo alguna de sus 37 obras y 154 sonetos.

¿Te ha gustado este artículo?