La tecnología en la educación

Breves - Pruébate

Conoce de qué forma los avances tecnológicos han beneficiado la manera en la que aprendes.

El paso del tiempo no transcurre en vano; cada día, partiendo de las necesidades de la sociedad, se estudian y diseñan herramientas que permiten a las personas mejorar su calidad de vida y facilitar tareas que anteriormente requerían más tiempo o esfuerzo para llevarse a cabo. Áreas como el entretenimiento, la cultura o la educación se han beneficiado de los avances tecnológicos, haciendo más sencillo el análisis, procesamiento e intercambio de información. Sin duda, el uso cada vez más común de equipos de cómputo, teléfonos inteligentes, tabletas, y otros dispositivos, es una fuente de creatividad e innovación en distintos ámbitos.

En lo que respecta a la educación, han habido grandes avances que han abierto la puerta para reinventar las estrategias de enseñanza y, al mismo tiempo, permitir que las personas aprendan a partir de sus intereses y necesidades. Para identificar la forma en que han cambiado los procesos de enseñanza y aprendizaje, a continuación encontrarás una comparación entre las características de la educación antes y después del boom tecnológico.

Antes:

  • Solo había una opción para estudiar: asistir personalmente a la escuelas. En ocasiones estos quedaban muy alejados del hogar de los estudiantes.
  • Era necesario consultar una gran cantidad de libros para encontrar la información que se estaba buscando.
  • Los teléfonos solo se usaban para llamar al compañero de escuela y pedir la tarea. Cuando los teléfonos celulares se hicieron populares, lo más innovador era mandar mensajes a los amigos.
  • Los cuadernos o libretas eran indispensables, ya que era necesario anotar todo lo que el docente escribía en el pizarrón y prestar mucha atención para tomar nota de lo más importante que explicaba frente al grupo.
  • Las presentaciones o exposiciones se escribían en papel o se imprimían en acetatos, así era como se preparaba una clase.
  • Era indispensable cargar en la bolsa con todo el material para la clase, como libretas, libros, plumas, escuadras, diccionarios, lápices, borradores, mapas, monografías y mucho más.

Ahora:

  • Existen sitios que ofrecen cursos o clases en línea, de esta manera los estudiantes pueden aprender en cualquier lugar y a cualquier hora.
  • Puedes acceder a páginas de internet y buscar cualquier información en cuestión de minutos, como definiciones, traducciones, bibliografías, mapas, publicaciones especializadas y más.
  • Ahora, puedes utilizar tu teléfono inteligente para consultar información, guardar libros, enviar correos, realizar videollamadas, trabajar en equipo con estudiantes de todo el mundo y mucho más.  
  • Puedes utilizar la cámara de tu teléfono inteligente para tomar fotos de los apuntes del maestro o grabar notas de voz para recordar información de la clase e intercambiar esta información a través de tu correo electrónico y redes sociales.
  • Hoy en día existen aplicaciones o sitios de internet que te permiten crear y organizar tus presentaciones, en ellas puedes incluir todo tipo de archivos digitales que apoyen tu exposición.
  • Ahora es mucho más fácil portar información utilizando tu teléfono inteligente o tableta. En el momento que lo necesites puedes consultar libros, documentos, presentaciones, música, imágenes, juegos o cualquier archivo. Toda la información está en tu bolsillo.

Estudiar nunca ha sido tan sencillo. Por eso, la próxima vez que tengas que hacer una tarea, estudiar, preparar una clase, realizar un proyecto o participar con un equipo de trabajo, piensa en todos los beneficios que están a tu alcance y aprovéchalos al máximo para que solo tengas que concentrarte en aprender y comprender nuevas cosas.